viernes, 6 de septiembre de 2019

Nos vamos a tomar...Itálica



Después de intensos días de trabajo y con "casi" preparado (somos afortunadamente tan romanos como andaluces), la ciudad romana de Itálica espera impaciente la llegada de los más de 500 figurantes que volverán a llenarla de vida.
Desde aquí desear a todos los participantes y visitantes disfruten el día de mañana impregnándose del más puro aire italicense, reivindicando su pasado y por qué no, su orgullo. Mañana se volverá a repetir, aunque sea en menor medida, el mayor de los milagros. El milagro de dar vida, porque añorado Emilio, mañana todos viviremos por ti.

Conferencia Itálica Patrimonio Mundial. Concha, una de las nuestras.



En la tercera de las conferencias programadas con motivo del II Día de la Romanidad, la responsable entre otras, del área de Turismo y Comunicación del Ayuntamiento de Santiponce Doña Mª Dolores Romero presentó en esta ocasión a Doña Concha Cobreros Vime, Presidenta del Consejo Asesor encargado del desarrollo de la Candidatura de Itálica a Patrimonio Mundial, y además de periodista, empresaria y Vicepresidenta de la Asociación Amigos de Itálica. A su prestigiosa carta de presentación, nuestra querida Concha quiso añadirle otro apunte meritorio declarándose abiertamente una santiponceña más, confirmando, por si fuera necesario, que al final todos hablamos el mismo idioma.

Concha que, emocionada, recordó  la presentación de la Candidatura al pueblo de Santiponce, quiso agradecer al conjunto de asociaciones locales el trabajo de calle realizado que ha elevado hasta las 10.500 el número de firmas de adhesión recogidas a la Candidatura que junto con las otras vías de captación suman casi 19.000.  De una manera poco ortodoxa o académica, o sea, a la mía, las cifras me confirman que el imperio romano lo crearon sus legiones...

Sobre el Organismo necesario para el desarrollo de una Candidatura como esta y a la composición de sus miembros, Concha citó a personalidades de la talla de Pilar León, Cortés Copete, o los presentes en la sala, nuestro Rodríguez Hidalgo o el Jefe de Servicio de Protección del Patrimonio Histórico Juan Manuel Becerra. No dejó de insistir sobre la importancia de la marca Itálica Patrimonio Mundial y de cómo la difusión y divulgación del proyecto en, por ejemplo, las redes sociales y aún más gráficamente, con el teléfono en mano y llamando a todo el mundo , tiene que ser permanente.

Sobre la importancia de una declaración como esta, Concha puso los ejemplos de Medina Azahara o Antequera que han visto cómo la aprobación de sus respectivas candidaturas han cambiado favorablemente su futuro, lo que supondría situar a Santiponce en un mapa universal.

Tras un repaso cronológico de las distintas fases que ha tenido la Candidatura (primera que se impulsa desde la sociedad civil), Concha comentó que el Proyecto se encuentra, tras su inclusión el 26 de octubre de 2018, en la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial que no es otra cosa que el listado de bienes de los que el Ministerio de Cultura propondrá uno para su inclusión en la Lista definitiva de Patrimonio Mundial. Para ello se está trabajando en la realización de un expediente que sobre la base de la excepcionalidad de Itálica como la única gran ciudad de la época Adrianea conservada en su totalidad, sirva como puerta de entrada a la Lista Definitiva de la Unesco. De igual manera la implicación de la Junta se hace totalmente necesaria y en ello, igualmente, se está trabajando.

A continuación, Concha solicitó la intervención de Juan Manuel Becerra que de forma brillantísima, didáctica y amena aportó información concreta sobre distintas candidaturas que han servido para comparar, de forma más o menos personal y según el grado de optimismo de cada uno, en qué situación se encuentra exactamente Itálica. Y es que, creo, que muchos de los que allí estábamos pensábamos que esto estaba hecho y que no iba a ver competencia, y que Roma vincit, y que si estos lo tienen por qué Santiponce, no y....Tan intensos debieron ser los pensamientos que hasta la propia Concha comentó que veía algunas caras de desilusión.

Por mucho que intente hacer una crónica objetiva, uno no es periodista,  ni técnico, ni siquiera es romano... Se dice que la ilusión, o la fe, mueve montañas (los esclavos romanos fueron capaces de moverlas en Las Médulas), y la nuestra aún se muestra muy poderosa. Como el camino se prevé largo y fatigoso, y lo único y mejor es que como hasta ahora, sigamos yendo todos de la mano.

Agradecer nuevamente tanto a los grupos políticos, corporación municipal, asociaciones, equipos directivos escolares, amigos de la FOAM, los que me olvido y al resto de habituales que han asistido a estas dos conferencias organizadas en el marco del II Día de la Romanidad.