lunes, 10 de diciembre de 2018

Itálica Año I. Monasterio Año Cero.




Ha pasado apenas una semana desde la exitosa celebración de la gymkhana fotográfica en Itálica y las imágenes de sus calles repletas de vida y alegría romanas aún permanecen en nuestras retinas.
Con el pretexto de visitar la Casa de la Cañada Honda y la modesta pero interesante exposición Itálica en el Cine y con el primer billete de entrada del día en una mano y con la Nikon en la otra, me dispuse a reencontrarme desde la más absoluta de las soledades con nuestro bello Conjunto Arqueológico.


Itálica año I.
El  2018 ha supuesto para Itálica un año clave tanto en su anhelo de ocupar una plaza en la Unesco como en el masivo apoyo de la ciudadanía de Santiponce para ello. Itálica parece ir con rumbo firme, acompañada, en mayor o menor medida, de su gente, de sus Asociaciones e Instituciones.
Pero esto no ha hecho más que empezar y aún siendo escaso el camino recorrido, la ruta diseñada y marcada nos hace ser optimistas.


Monasterio año 0.
El caso del Enclave Monumental de San Isidoro del Campo es distinto. A pesar de su presencia constante en los medios de comunicación, para bien o para mal, la creación de la Mesa de Trabajo, y el éxito de las jornadas de difusión abiertas, la situación de abandono de la zona de propiedad pública, no invita para nada al entusiasmo y a la ilusión.  Tras el resultado de las pasadas elecciones autonómicas con el previsible cambio en el panorama político y de sus responsables, solo queda esperar que las promesas de atención al monumento realizadas por los distintos partidos tras la ronda de visitas al Monasterio se cumplan.
Desde aquí hacemos un llamamiento para que, al igual que ha pasado con Itálica, el Monasterio tenga el apoyo mayoritario de Santiponce.
Para ello necesitaremos de todo el potencial humano posible en todas y cada una de las movilizaciones que se requieran para que se restaure y se dé utilidad al resto del Monasterio que, recordemos mil veces, es de todos los andaluces.

Casa de la Cañada Honda.
El Conjunto Arqueológico acaba de abrir una nueva zona a la visita pública y que con el nombre de "Cañada Honda", conecta la ampliación de la ciudad romana de época del emperador Adriano con el antiguo núcleo urbano situado bajo el actual Santiponce.
En ella se ubica la Casa de Cañada Honda, una importante vivienda de época romana que alberga en su interior uno de los pocos lechos de banquetes al aire libre (stibadium) localizados en la Península Ibérica.Solo hay dos espacios de estas características en España y este es el mejor conservado.










Itálica de Cine. En esta exposición se repasan las producciones audiovisuales rodadas en el Conjunto Arqueológico en los últimos años. (más información aquí)