domingo, 18 de febrero de 2018

Metamorfosis. Adriano, aquí unos paisanos...

...aunque tú seas romano.

No hay quien haya hecho más por Santiponce que Adriano aunque, como todo parece indicar, los primero rayos de luz que bañaron su cuerpo fueron romanos y no italicenses. Pero uno es de donde se hace y no de donde nace y el gran Adriano se hizo en Itálica. Así que algunos miembros de nuestra Asociación, han querido hacerle una visita formal y acudir a su búsqueda en la exposición "Adriano Metamorfosis" que en el Museo Arqueológico de Sevilla (o ¿debería llamarse de la Provincia de Sevilla?) podrá verse hasta el 8 de abril.
Agradecer antes que nada a nuestro guía y vecino Manuel Alejandro González Muñoz,  su extensa, pormenorizada y entusiasta información sobre, no solo el contenido expositivo, sino por compartir con el sesudo y exigente auditorio poncino, todo su conocimiento sobre el irrepetible emperador hispano.

Esta muestra, nos propone un viaje a través del período de paz más largo de la Historia de Roma por medio del legado adrianeo y para ello nada mejor que mostrar una gran colección de piezas provenientes en su mayoría del catálogo del museo y de Itálica, y algunos retratos traídos de Tarragona, Murcia y Mérida. 

Dado el carácter universal de Adriano, la exposición resalta la excepcionalidad histórica del personaje. Pero a nosotros como lo que nos tira es lo que nos tira, nos quedamos con los datos que lo unen a nuestra tierra; y así, recordemos que su ascenso al poder y el Trajano, previamente, se debió no solo a su tradicional carácter castrense sino también a la pujanza económica de la Bética que hizo que los senadores italicenses fueran respetados en Roma, por muy divertido que les pareciera su acento provinciano.
Gran interés despertaron las piezas expuestas de un meñique de una estatua ciclópea de 25 metros, la famosa cabeza de Diosa diademada, una base del Teatro y varios inscripciones latinas claves para entender su conexión con Itálica.
Trajano y Adriano, cada uno en su forma y estilo. Dueños del mundo que convirtieron a Itálica en un  un referente en el Imperio.