domingo, 7 de enero de 2018

Galería fotográfica Cabalgata 2018

La vida es como una cesta de carroza de cabalgata de Reyes. Parafraseando la celebérrima cita cinematográfica, el momento en el que ves al Rey Mago o paje o al más modesto de los integrantes de una carroza de cabalgata, meter la mano en su cesta de caramelos, no sabe qué es lo que puede tocarte. Desde el humilde caramelo hasta el deseado balón de reglamento, cada uno de los regalos del cortejo cumplirá su función programada.
Esta mañana, en la puerta de casa, aún con las recientes y evidentes huellas del paso de la comitiva, un caramelo totalmente aplastado me hizo reflexionar. El derrotado, vilipendiado, abandonado y totalmente triturado caramelo, era laboriosamente transportado en pedazos por un grupo de valerosas hormigas que desafiando la lluvia matutina, ponían al buen recaudo a tan lastimoso dulce cadáver.
Así, me puse a pensar cuáles habrían sido las expectativas de ese caramelo cuando fue depositado en la cesta de la carroza. Su deseo, su anhelo, hubiera sido el de aterrizar en unas ilusionadas manos infantiles o desmoronarse en el agradecido paladar de su padre. Sin embargo, cayó en el suelo ya que la niña prefirió un paquete de gusanitos. y el padre terminó por porfiar por una pelotita de goma.
Sin embargo, la vida nos ofrece estas paradojas, ya que el desprecio de unos, se convierte de la noche a la mañana, en esencia vital para otros.
Así pues, mientras de las carrozas solo proporcionen caramelos, aprovechemos laboriosamente  lo que nos ofrecen y sigamos trabajando y estemos preprados para cuando el bondadoso, afable, comprensivo y caritativo Rey Mago nos regale gominolas, gusanitos, muñecas o balones de reglamento. Pero eso es otro tema y como dirían los geniales Tip y Coll, la semana que viene...hablaremos del gobierno.
 
La cabalgata de Reyes de Santiponce, se celebró este pasado sábado día 6 retrasando su salida debido a la lluvia del día anterior. Y se celebró de una manera brillantísima y podemos calificarla de rotundo éxito. Participativa, dignísima, generosa, bien organizada y en la que nuestra Asociación colaboró como ya es sabido, con una carroza ubicada antes del Rey Baltasar y acompañando en todo momento a su grupo de beduinos y al son de una armoniosa e insistente charanga que no dejó, repito, no dejó, REPITO, no dejó en ningún momento de amenizar el trayecto.
Muchísimas fueron las muestras de cariño recibidas a nuestro paso y muy emocionantes fueron los gritos de "La Centuria, La Centuria", acompañados del aún retumbante en mi cabeza sonido de "Tere dame argo".
El resto de carrozas (La Estrella de la Ilusión, Frozen, El Nacimiento, Dora, Juventud de San Isidoro, La Sobernía) y demás Reyes, han sido también extraordinariamente generosos con infinidad de regalos, siendo como no podía de otra forma, los balones y muñecas las estrellas de la tarde. Tantos balones y muñecas se han tirado que me cuentan el caso del que ha llegado a su casa con 126 balones y 48 muñecas. Preguntado por su madre qué iba a hacer con tanto, me dicen que le contestó que "jugar con su hermana". Me confirman que su hermana tiene 54 años y él, 51...

Sin olvidar que este es un día de ilusión, y la ilusión no entiende de edad sino de sonrisas, nuestra Asociación os ha querido regalar una colección de ellas. En esta entrada tenéis unas cuantas y el resto en el enlace. Desgraciadamente no están todos los que son pero sí son todos los que están. 
Son para vosotros, son de todos, como el pueblo, aunque yo no sea quizás el más indicado para decirlo.

Gracias a todos los que habéis participado.

Nota: Si hay disconformidad con las imágenes de menores, por favor, comuniquénlo a través de los cualquiera de los medios de contacto de este blog.

Pulsar sobre el siguiente enlace:Galería Cabalgata 2018